Eva Mª Pereira Martín

INTRODUCCIÓN

            Es una enfermedad que afecta a la córnea de los gatos de origen desconocido(Morgan eta/.,1996; Paulsen etaL, 1996; Prasseand Winston, 1996)., se ha comparado  con el complejo granuloma eosinofílico, incluso hay estudios que establecen una relación con herpesvirus felino (Nasisse eta/., 1996).. Se caracteriza por producir cambios en la córnea que incluyen edema corneal difuso, neovascularización, úlceras y formación de placas blanquecinas  muy características que se tiñen con fluoresceína. Inicialmente suele aparecer unilateralmente y con el tiempo, si no se trata correctamente, puede producirse una afectación bilateral.

DESCRIPCIÓN

Pepa es una gata europea común, de capa tricolor, tres años de edad, castrada, con sólo las vacunas del primer año, de vida interior. Acude a nuestro centro con una lesión ocular proliferativa entre blanca y rosada, vascularizada. Presenta punteado blanquecino y se tiñe con fluoresceína. Le comenzó 2 años antes con quemosis y evolucionó, sobre todo después de la castración de la forma anteriormente descrita. Fue tratada  anteriormente con antibioterapia sin mucho éxito.

Imagen 1 Imagen 2

Exploración oftalmológica:

Test Schirmer: Ojo izquierdo superior a 5 mm, ojo derecho superior a 5 mm.

Test de Fluoresceína : ojo izquierdo negativo, ojo derecho, positivo,  lesiones puntiformes .

Imagen 3

PIO: Ojo izquierdo 19 mmHg, ojo derecho 17 mmHg.

Para el tipo de lesión establecemos el siguiente diagnóstico diferencial:

  • Queratitis ulcerativa.
  • Queratitis herpética.
  • Queratitis producida por Micobacterias.
  • Queratitis micótica
  • Queratoconjuntivitis eosinofílica.

Se realizó un Test de FeLV-FIV, siendo negativa, y serología de herpesvirus levemente positiva (título 1/100). Además se obtuvo muestra para citología de las lesiones, cogimos muestra para cultivo. En la citología se observaron numerosos eosinófilos lo que nos orienta el diagnóstico. El cultivo salió negativo.

Debido al patrón lesional, la presencia de eosinófilos en la citología la ausencia de crecimiento en los cultivos  y que la presencia de anticuerpos de herpesvirus es baja nos decantamos por el diagnóstico de  Queratoconjuntivitis eosinofílica.

Tratamiento        

Se puso un tratamiento que consistía en  Tobramicina con Dexametasona en colirio en el ojo derecho cada 8 hs y Ciclosporina pomada oftálmica cada 12 horas en ambos ojos y los resultados fueron espectaculares, en cinco días mejoró notablemente y a los 10 días retiramos  la Tobramicina con Dexametasona. Actualmente está con Ciclosporina oftálmica de por vida, aunque sólo estaba afectado el ojo derecho se sabe que hay altas probabilidades de que se afecten los dos ojos.

Imagen 4

DISCUSIÓN

La queratoconjuntivitis eosinofílica es un problema bastante habitual en nuestros gatos domésticos.  A veces la dificultad de una correcta aplicación de la medicación tópica en los gatos debido a su manejo y el estrés que les produce nos dificulta mucho su control, se pueden realizar tratamientos con corticoides vía sistémica (oral o inyectable) en estos casos. La posible relación con herpesvirus felino se ha comentado en numerosos estudios (Nasisse eta/., 1996) , pero no está muy claro, porque la buena respuesta al tratamiento con corticoides es muy contraria al tratamiento  necesario en herpesvirus felino.

 

BIBLIOGRAFÍA

BSAVA Manual of Small Animal Ophthalmology Second edition (2002)

Diagnostic Atlas of Veterinay Ophthalmology. Second edition (2006).Dr Keith Barret